Prótesis dentales

 

Las prótesis dentales son un tratamiento para reponer dientes perdidos o restaurarlos y volver a conseguir la función de masticación, habla y estética.

Existen 2 tipos de prótesis dentales: La prótesis fija o la prótesis removible.

La prótesis fija sustituye el diente pérdida mejorando la función masticatoria y estética. La prótesis fija implanto soportada, se realiza a través de la fijación de la corona al implante mediante un tornillo retentivo que posteriormente se oculta con un material especial biocompatible. Si el paciente pierde más de un diente se produce un problema estético y funcional que afecta a la masticación y a la comunicación o fonación verbal. La solución es colocar un puente sobre implantes. Es preferible colocar el puente sobre los implantes, sin utilizar dientes tallados como pilares.

protesis_dentista_cadiz

Antes, para sustituir los dientes perdidos, la solución aplicada era tallar los dientes naturales vecinos, dónde se fijaba la prótesis sustitutiva con un cemento especial biocompatible. Esto deteriora el diente natural del paciente, al eliminar el esmalte que lo protege. Hoy, los avances implantológicos permiten evitar el tallado de dientes y la fijación de las prótesis se realiza sobre los implantes. No obstante, el tallado de 2 piezas para poder sustituir un diente se sigue utilizando aunque no es lo más aconsejable.

La prótesis removible es un tratamiento para reponer dientes ausentes, mediante aparatos bucales portadores de dientes artificiales. Estos aparatos se sujetan a los dientes naturales colindantes mediante unos dispositivos con retención (ganchos), descansando muchas veces sobre la mucosa que cubre el hueso (encía). Por éste motivo, son prótesis que no ajustan al 100% y su masticación no es tan efectiva como con dientes naturales o prótesis fijas.

Los problemas principales de estas prótesis removibles son la falta de adaptación, las dificultades en la pronunciación, posibles lesiones en la lengua y mejillas, producción de exceso de saliva (sialorrea) y sensación extraña de ocupación. Todos estos síntomas corresponden a un periodo de adaptación y por lo tanto, con el tiempo irán desapareciendo.
Una vez restaurada la función y la estética de la cavidad bucal lo más importante es aprender a cuidarla y conservarla. Se debe tener en cuenta que las mismas causas que han producido un deterioro pueden volver a producirlo, por lo que se deberían eliminar esos malos hábitos.

Solicite una cita

Leer política de privacidad

Ven a Vernos

i Love Smile
  • Avenida Segunda Aguada 14. Cádiz
  • 956 07 32 00






Top
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien